Luis Cueto ha firmado la donación con el rector general durante la rueda de prensa en la que se ha hecho un primer balance de esta 31 edición

Madrid se despide de la FIL legando su pabellón a la Universidad de Guadalajara

CULTURA 4 de diciembre de 2017

FIL

“Nunca un poema había definido tan bien la dinámica de un espacio como lo ha hecho el verso de León Felipe Ganarás la luz”. La frase es de Tonatiuh Bravo, rector de la Universidad de Guadalajara para resumir lo que ha supuesto la presencia de la capital española en la 31 edición de la cita con el libro más importante en el mundo de habla hispana. “Madrid –continuó- dio luz a esta fiesta de los lectores”.

Tras nueve días, llegaba la hora del adiós. La Feria Internacional del Libro de Guadalajara afrontaba su último día con el balance ofrecido por Raúl Padilla, presidente de la FIL, acompañado por el rector de la Universidad; la directora de la Feria, Marisol Schulz; y, en representación de la Invitada de Honor, Madrid, Luis Cueto, coordinador general de Alcaldía, y Paco de Blas, comisario de Ganarás la Luz.

Era la hora de las cuentas, estadísticas y emocionales. “Madrid se lleva mucho más de lo que deja –confesó Cueto-. Ha merecido la pena el esfuerzo, la energía, el tiempo y la ilusión que hemos puesto desde que supimos que éramos la ciudad invitada. El 100% no existe, pero podemos decir que el 99,9% de los que han pasado por el pabellón de Madrid han salido contentos”. Según las primeras estimaciones, ha sido una media de 1.800 visitantes diarios, durante las diez horas de uso continuo diario. En total unas 20.000 personas disfrutando y participando de los debates, consultando los más de 13.000 volúmenes de autores madrileños que rellenaban las estanterías de la última grada del pabellón.

A esa cifra hay que sumar los más de 40.000 asistentes a los conciertos en el Foro Fil, en el que Ganarás la luz ha llevado 16 bandas, más el festival MadCool, siempre aunando artistas españoles y mexicanos, porque parte de la apuesta del programa era crear plataformas de unión, de potenciación de los artistas de ambos lados del Atlántico.

El programa de artes plásticas es más difícil de cuantificar puesto que las dos exposiciones –Pongamos que hablo de Madrid, en el Hospicio Cabañas, y la retrospectiva de Elena Asins, en el MUSA- permanecerán en la ciudad mexicana hasta finales de febrero. Aun así las estimaciones de ambas instituciones sitúan la cifra media de visitantes en 60.000 personas.

De lo que si hay cuantificación es de los impactos en redes hasta ayer mismo: cerca de 42 millones en todo el mundo, de los que el 70% han sido en México. “Lo que sí ha sido viral ha sido la canción que improvisó Vetusta Morla durante la inauguración de la intervención de Boa Mistura en Infonavit, que ha dado la vuelta al mundo”, informó De Blas.

El Pabellón seguirá en pie en la UdeG
Ese cilindro negro por fuera, blanco en su interior, que es el pabellón diseñado por Alberto Campo Baeza, se queda como parte del legado de Madrid a la ciudad anfitriona. Durante la rueda de prensa, el rector de la Universidad y el coordinador de la Alcaldía madrileña han suscrito un acuerdo por el que el pabellón se dona a la Universidad de Guadalajara, que lo instalará en el Centro de Artes Escénicas de la UdeG, en Zapopan, frente a la Biblioteca Pública del Estado, con el nombre de Foro de Madrid. Su nuevo destino será marcadamente académico, con charlas, debates, conferencias, exposiciones. Continuará además con ese espíritu participativo con el que se concibió, gracias al compromiso de la UdeG, de cederlo durante determinados períodos de tiempo a la comunidad universitaria para que lo gestione y desarrolle sus propios proyectos. El diseño de Campo Baeza, que siempre buscaba, como ha dicho Paco de Blas, superar el modelo de estand clásico, ha cumplido ese objetivo y permanece como un ágora abierta donde escuchar la voz de todos.

Su cesión cumple con una de las metas trazadas por el Ayuntamiento cuando abordó Ganarás la luz: “No queríamos estar dos semanas y, después, aquí no ha pasado nada –recordó Cueto-. Aquí han pasado muchas cosas”. La donación del pabellón se suma a un legado iniciado con la intervención urbana de Boa Mistura en la colonia Infonavit, que ha servido para que la Municipalidad de la ciudad anunciara la decisión de destinar 54 millones de pesos para la rehabilitación de las viviendas; la donación, firmada ayer, de la réplica del oso y el madroño, realizada por Acciona para ubicarla en el tramo de la avenida de Chapultepec Sur, en el cruce entre Progreso y España, que se va a renombrar como paseo de Madrid.

No ya a Guadalajara, sino a Ciudad de México irá otra parte del legado madrileño, con la colección de dibujos de Andrés Rábago/el Roto, que ha colgado de las distintas entradas al pabellón y que se va a donar a la Biblioteca Vasconcelos de la capital mexicana.

Las dos exposiciones, las dos propuestas escénicas –El cartógrafo y el Torneo de Dramaturgia-, y las proyecciones de cine, han logrado ese objetivo trazado de “salir del recinto y tomar los cuatro puntos cardinales de la ciudad”, según Cueto, quien junto con De Blas, se mostró satisfecho de todo lo que Madrid se llevaba en la maleta y todo lo que había dejado en Guadalajara.

Una apuesta clara por los artistas emergentes y las propuestas innovadoras que se desarrollan en la ciudad con la paridad como línea vertebradora de todas las iniciativas y una estrategia de establecer plataformas culturales que apuntalen la trayectoria de los creadores de habla hispana y servir de palanca para que “todo lo que hay aquí, sea una rozo de la cultura mundial de peso, porque eso es lo que es la cultura iberoamericana”, esos son algunos de los objetivos que Madrid se trazó y se lleva cumplidos. Eso más el enriquecimiento que supone el contacto directo entre las dos ciudades y los dos países. “Estamos en una época en la que Internet nos comunica durante 365 días al año, pero eran necesarios estos 10 días. La cercanía no la dan los bits, la dan las manos”, dijo Cueto.

Balance preliminar de la FIL
Además de los datos que aparecen en todas las estadísticas oficiales, hay uno que da buena cuenta de la intensidad que entraña la FIL: los 1.200 litros de café que durante los nueve días de la feria han consumido lo más de 3.400 periodistas acreditados, mientras recorrían los pasillos, los estands, intentando llegar a lo más posible de una agenda diaria inabarcable.

Esa continuo innovar con propuestas nuevas cada año –este ha sido la primera edición del Salón del Cómic y la Novela Gráfica, por ejemplo- , es para Raúl Padilla, presidente de la FIL, una de las razones por las que, “pese a los avatares económicos, la Feria no solo se ha mantenido sino que ha experimentado un crecimiento constante”.

Si el año pasado los visitantes lograron superar ya la barrera de las 800.000 personas, este año ha pasado de 815.000 según arrojan los primeros datos del balance provisional. De ellos más de 185.000 han sido niños y jóvenes. En cuanto al sector, han participado 2.187 editores procedentes de 47 países que han ofrecido su oferta editorial, entre la que se encontraban 620 presentaciones de novedades, cerca de 21.000 profesionales del libro y 337 agentes literarios.

En cuanto al volumen de ventas, siempre dentro de ese balance provisional, Padilla lo ha cifrado en unos 800 millones de pesos en el interior del recinto y un impacto en la ciudad de 300 millones de dólares.

En el ámbito del debate, se han celebrado 67 foros académicos y se han realizado 20 homenajes y entrega de premios, entre los que se encuentra, el premio FIL en Lenguas Romances, otorgado a Enmanuelle Carrere./

ImprimirCorreo electrónico


Bookmaker boonus p.betroll.co.uk Paddy Power
Racing Betting at Betfair info by f.betroll.co.uk

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de uso de cookies.

  Acepto el uso de cookies de este sitio.